Desaparecido hace un mes, fue hallado enterrado en búnker narco

Se trata de Matías Cardozo, de 20 años, y de quien no se sabía nada desde noviembre, cuando su madre había puesto en alerta a la policía bonaerense. Al parecer, fue asesinado en Moreno por un hombre de 53 años que lo había reclutado para vender droga. Actualmente, el hombre está detenido por otro hecho delictivo.

El cuerpo de un joven que estaba desaparecido desde hace un mes fue encontrado enterrado en una vivienda del partido bonaerense de Moreno y ahora se investiga si fue asesinado en el marco de una disputa por drogas.

La víctima fue identificada como Matías Daniel Cardozo (20), cuyo cuerpo fue hallado envuelto en una frazada enterrado en el fondo de una casa ubicada en Joaquín V. González y Lisandro de la Torre del Barrio Satélite, de ese partido del oeste del conurbano bonaerense, por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno.

El cuerpo del joven desaparecido fue identificado por su madre en el momento del hallazgo, por las zapatillas que tenía puestas, aunque se aguardarán los resultados de la autopsia y del ADN para constatar que se trata del joven.

La vivienda donde estaba el cadáver pertenece a un hombre que está preso desde hace un mes, investigado por la venta de drogas en una causa a cargo de la fiscal Gabriela Urrutia, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial de Moreno.

Cardozo era oriundo de la ciudad de Mar del Plata y había viajado en 2014 a Moreno para vivir con una tía, en la calle Joaquín V. González, Manzana 39 A, Casa 11, del Barrio San Carlos de Las Catonas.

La desaparición de Cardozo había sido denunciada por su madre, Graciela Liliana López (36), quien el 9 del mes pasado viajó desde Mar del Plata para hacerla en la misma UFI 8.

Fuentes de la investigación señalaron que, en su denuncia, la madre de Cardozo comentó que se había enterado de que su hijo "se había juntado con otros jóvenes que se dedicaban a la venta de drogas" y que desde hacía más de un mes "no tenían noticias de él".

La mujer explicó también en la Justicia de Moreno que había radicado la denuncia sobre la desaparición de su hijo en Mar del Plata, donde su marido y padre de Cardozo se encontraba "detenido por asesinar a una persona en un ajuste de cuentas".

La policía y los bomberos de Moreno realizaron excavaciones en el fondo de la casa, dando con el cuerpo sin vida de Cardozo.

La finca es un "aguantadero", donde se comercializaban estupefacientes. La última persona que allí habitó y que vendía droga es un delincuente de 53 años, que el 11 de noviembre de este año, dos días después de la desaparición de Cardozo, fue detenido por el Comando Moreno por tenencia ilegal de arma de fuego y tenencia de droga ley 23.737, permaneciendo actualmente detenido.

Se presume que el autor del homicidio sería el detenido, ya que oportunamente lo había reclutado para vender drogas.

La fiscal Urrutia ordenó desde un principio la investigación a la DDI local, que tras averiguaciones estableció que el joven podría estar muerto y enterrado en el fondo de la vivienda allanada ayer, donde finalmente fue encontrado el cadáver.



opiniones0