Asesinan a un anciano durante actos de brujería

En el departamento mendocino de Godoy Cruz, un hombre de 71 años fue encontrado muerto en un barranco. A pocos centímetros encontraron una copa y pastizales quemados. Los vecinos indican que esa zona se utiliza habitualmente para hacer rituales.

El cuerpo de un hombre fue encontrado debajo de un par de troncos ubicados en la zona de los Barrancos en Godoy Cruz, provincia de Mendoza. Cerca de él había elementos relacionados con prácticas de brujería.
 
De acuerdo con las características, sospechan que podría tratarse de un jubilado desaparecido el 19 de diciembre.
 
Personal de Búsqueda de Personas en compañía de un sobrino de Guillermo Arce, de 71 años -el hombre desaparecido- rastrilló la zona donde el jubilado realizaba caminatas.
 
Fue a unos 200 metros del sendero que suelen utilizar los deportistas para correr donde hallaron el cuerpo, que estaba debajo de un árbol y cubierto con troncos. Debido al estado de putrefacción fue imposible reconocerlo a simple vista como así también determinar las causas de la muerte.
 
Si bien la investigación que lleva adelante la fiscal Claudia Ríos está caratulada como averiguación de muerte, el hecho de que haya estado cubierto con troncos hace suponer que se trata de un homicidio. Se esperan los resultados de la autopsia.
 
La hermana y un sobrino de Arce lograron identificar un manojo de llaves que pertenecía a la vivienda del hombre. La denuncia por la desaparición del hombre fue realizada el 21 de diciembre.
 
Su familia dijo que el último día que lo vieron fue el 19, pero demoraron en denunciar el hecho porque pensaban que estaba en su casa, ubicada en la parte trasera a la de ellos, en el barrio Los Barrancos, a corta distancia de donde fue encontrado su cuerpo.
 
Hacía caminatas
 
Ese 19 Arce habría salido de su casa para realizar la caminata diaria que le recomendó el médico. Luego de esto iría al Centro de Jubilados. “Salía a caminar y se iba al Centro de Jubilados. Eso era lo único que hacía”, dijo su hermana. Desde ese 21 comenzó la búsqueda. Fue el sobrino de Arce quien señaló la zona donde estaba el cuerpo. Si bien en un principio trascendió que estaba quemado, esto quedó descartado así como también la falta de partes de su cuerpo.
 
Por otro lado, a pocos centímetros encontraron una copa y el lugar quemado. “Los testigos señalaron que es una zona conocida por hacer rituales y no descartamos que acá hayan realizado alguno. Por eso secuestramos la copa”, indicaron los investigadores.
 
Debido al estado del cuerpo y que podrían no encontrarse huellas, ordenarán una prueba de ADN para confirmar la identidad.
 
Por los elementos relacionados con la brujería se investiga si algunas personas pueden estar vinculadas a este tipo de situaciones y si el hecho podría tener que ver con algún tipo de ritual.
 
Por lo que pudieron determinar los investigadores, Arce no tenía vínculo con esta clase de prácticas, ni se relacionaba con gente que las realizaba.
 
Es un misterio lo sucedido, pero los investigadores no descartan ninguna hipótesis mientras esperan los resultados de la autopsia para determinar cómo y cuándo murió la víctima. Los peritos trabajaron en el lugar en busca de evidencias.


opiniones0