Las naftas serán un 8% más caras

El precio de la nafta subirá hoy 8 por ciento, con lo cual el litro super se ubicará arriba de los 18 pesos y el premium llegará a los 21 en la Ciudad de Buenos Aires. Esos valores suben hasta 2 pesos en el resto del país.

En el Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, indicaron que a lo largo de 2017 se realizarían otros tres aumentos, puesto que el precio del combustible tendrá una revisión trimestral. Las autoridades avalarán nuevas subas en función de la evolución del tipo de cambio, del precio del petróleo y de la inflación a lo largo del año. En 2016 la nafta ya había registrado un ajuste del 31 por ciento, con incrementos escalonadas que se concentraron entre enero y mayo. 
 
El combustible tiene un fuerte peso en la estructura de costos de la economía y es uno de factores que ya empieza a provocar nuevas presiones de precios para este año. El aumento de los combustibles impacta en el valor del transporte y, por tanto, en el precio final de la mayor parte de las mercaderías comercializadas en el mercado interno. Productores de economías regionales, que ya se enfrentan al tipo de cambio real más apreciado de la última década, son algunos de los sectores más afectados. 
 
El litro de nafta super de YPF en Capital Federal se venderá desde hoy a 18,4 pesos. En enero de 2015 costaba 13,8 pesos, en marzo de 2016 pasó a 14,6 pesos, en abril a 15,5, y a partir de mayo subió a 17,1. El litro de la premium, en tanto, se conseguirá a 20,8 pesos, cuando en enero de 2015 estaba a 15,6 pesos, en marzo de 2016 a 16,5 pesos, en abril a 17,5 y en mayo a 19,3. El gasoil también subirá.
 
Aranguren aseguró que el precio de la nafta no depende del Ministerio de Energía sino de diferentes factores sobre los que no tiene capacidad de decisión. “Las naftas como cualquier otro producto de la economía está sujeta a la variación de sus costos, que tienen que ver con el precio del petróleo crudo y la evolución del dólar. Las subas de este año van a depender de estos factores que no están bajo nuestra órbita. El año pasado subieron 31 por ciento, por debajo del resto de los precios de la economía”, dijo. La Argentina fue uno de los pocos países del mundo donde hubo aumentos en la nafta en 2016, cuando el precio internacional del petróleo anotó uno de los valores más bajos de las últimas décadas, al cerrar en torno de 40 dólares el barril. 
 
El ministro de Energía afirmó que el principal objetivo es que los costos del barril de crudo obtenido en el mercado interno coincidan con los del resto del mundo. “En un mercado libre, es decisión de los actores económicos cuál es el precio del combustible. Pero la Argentina ha ido gradualmente acercándose a los precios internacionales en los últimos dos años y todavía falta. Trabajamos con las empresas en un mecanismo para dar previsibilidad y gradualidad a la evolución de los precios de los combustibles en el país”. Detalló que el precio del barril interno se ubica en 60 dólares, mientras que en el mercado mundial está en 55 dólares.
 
El funcionario festejó además los acuerdos alcanzados en el sector petrolero, donde se eliminaron las retenciones a las exportaciones de crudo y derivados y se firmó.


opiniones0