Tomó cocaína, amamantó a su beba y la abandonó en un hospital

En la localidad bonaerense de General Madariaga, una joven de 25 años dejó a su descendiente de sólo dos meses en un nosocomio. Tras una investigación, la policía dio con la mujer, que deambulaba por las calles, y reconoció que había consumido drogas. La bebé terminó intoxicada y se recupera en el centro de salud, mientras que la madre afronta una denuncia.

Una beba de apenas dos meses de vida fue abandonada en la guardia del hospital municipal de General Madariaga y debió ser trasladada de urgencia al Materno Infantil, tras sufrir dos episodios de apnea por una presunta intoxicación por alcohol y drogas.

El hecho ocurrió el lunes por la tarde, cuando una joven fue a la guardia del hospital Ana Rosa Schlieper de Martínez Guerrero con la bebé en brazos para pedir ayuda ya que la menor se encontraba descompensada. Tras dejarla en manos de los médicos, la joven de unos 25 años abandonó el nosocomio, por lo que se dio aviso a la policía local, cuyos efectivos lograron encontrarla poco después, caminando por la calle.

Según narra el portal 0223, la joven reconoció que había consumido alcohol y cocaína junto a su pareja y luego amamantó a la pequeña, por lo que los profesionales advirtieron que la beba podría estar intoxicada y resolvieron derivarla al hospital Materno Infantil de Mar del Plata, tal como lo indican el protocolo para estos casos.

Sin embargo, antes de trasladarla a esta ciudad, los médicos debieron sortear un nuevo inconveniente: la mujer había vuelto a escapar y necesitaban de su autorización para derivarla. Al final, la policía pudo contactarse con la abuela de la nena que autorizó el traslado e, incluso, viajó con ella en la ambulancia que la trajo al hospital de alta complejidad.

Durante el tiempo que transcurrió desde su arribo a la guardia, la chiquita sufrió dos episodios de apnea (pausa respiratoria), producto de la presunta intoxicación.

El secretario de Salud de Madariaga, Amadeo Echeverría, contó que si bien al ingresar a la guardia “el bebé estaba bien, se lo dejó en observación y después de 15 minutos presentó un nuevo episodio que la dejó sin aire por unos instantes y sufrió una parálisis en la mitad de su cuerpo, poniéndose rígida, cuadro que cedió a los pocos segundos”.

Agregó que “al interrogar a la madre, ella manifiesta haber consumido cocaína y alcohol. Y, por encontrarse lactando a la menor se presume que estas sustancias pudieron haber pasado a través de la leche”, señaló y agregó: “Realizamos los análisis indicados y luego, al tratarse de una menor de edad y entendiendo que estaba en riesgo su vida, se realizó la denuncia penal correspondiente”.

La beba se recuperaba en el Materno Infantil, en donde continuará internada. A su vez, ratificaron la presentación de una denuncia penal contra la mujer por el delito de abandono de persona.



opiniones0