Alarma tras la explosión de una central nuclear en Francia

Ocurrió esta mañana en la sala de máquinas de la planta ubicada en Flamanville, en el noroeste del país, por circunstancias aún desconocidas.

La explosión registrada hoy por la mañana en la central nuclear de Flamanville, en el noroeste de Francia, por circunstancias que aún se desconocen, provocó una leve intoxicación a cinco personas pero no causó fuga radiactiva, indicaron autoridades municipales locales.

El incidente tuvo lugar en la sala de máquinas de uno de los reactores de la central, el número 1, en servicio desde 1986, que debió ser detenido por precaución.

Una portavoz de la Prefectura (Municipio) indicó que la explosión y el posterior incendio ocurrieron fuera de la zona de producción nuclear de la central, lo que excluye todo riesgo de fuga radiactiva, apuntó la agencia española de noticias Efe.

El prefecto (alcalde) de La Mancha, Jacques Witkowski, precisó al canal "BFM TV" que no se trató de "un incendio con llamas, sino que levantó mucho humo, porque cuando un recubrimiento eléctrico arde, provoca una gran humareda".

Witkowski expresó que se trata más "de una detonación causada por un sobrecalentamiento de una instalación eléctrica que de una explosión" y añadió que se abrió una investigación técnica para determinar las causas del problema.

La eléctrica pública francesa EDF, que gestiona la central, señaló en un comunicado que el incendio "ya ha sido controlado" por el importante dispositivo de seguridad y de bomberos que fue trasladado hasta la planta nuclear que cuenta con tres reactores.

El tercero de ellos, en servicio desde el año pasado, es el primero de nueva generación EPR construido en Francia, una obra polémica ya que, por un lado, acumuló diez años de retraso y, por otro, levantó críticas de los ecologistas.



opiniones0