Inexplicable detención en EEUU de cientíifico de la NASA

Volvía a su país desde Chile y fue obligado a entregar su teléfono desbloqueado, además de ser interrogado por las autoridades.

El científico estadounidense Sidd Bikkannavar regresaba a su país de residencia Estados Unidos, luego de disfrutar un viaje personal por Chile, lugar en que realizó su hobbie consistente en participar en carreras de autos solares. Sin embargo lo que debió ser un regreso a casa tranquilo, e incluso más expedito por ser miembro de la NASA, se convirtió en un extenso trámite que no solo demoró más tiempo de lo normal, además se le obligó a dar total acceso a su teléfono móvil.
 
Bikkannavar viajó a Sudamérica el 15 de enero durante la administración de Barack Obama. Voló de regreso desde Chile, donde se unió al equipo de este país y pasó las últimas semanas en una carrera en la Patagonia; para arribar al aeropuerto de Texas el 30 de enero, a solo una semana de que Donald Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos.
 
Según constató The Verge, el viajero internacional fue detenido y obligado a entregar su celular desbloqueado por la Aduana estadounidense y la Patrulla de Control Fronterizo. Ya que el teléfono fue entregado a Bikkannavar por la NASA, el dispositivo podía tener contenido sensible que no debía ser compartido. Luego, el teléfono fue devuelto a su dueño, pero el científico no sabía exactamente qué información fue extraída, tal como acotó La Tercera.
 
El trabajador del Laboratorio de Propulsión Jet (JPL) de la NASA, regresó a Estados Unidoscuatro días después que se firmara una controversial orden que afecta a quienes quieran ingresar al país. La prohibición de viajar provocó caos en los aeropuertos a lo largo de Estados Unidos, ya que las personas con visas y tarjetas verde se vieron detenidos o enfrentando la deportación. A pocos días que se firmara, la orden quedó suspendida pero de todas formas más de 60.000 visas fueron revocadas.
 
Esta semana, el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, dijo que a quienes visitaran Estados Unidos se les podría exigir sus contraseñas de redes sociales. "Queremos meternos en sus redes sociales, con contraseñas: ¿Qué es lo que haces?¿Qué es lo que dices? Si no quieren cooperar, entonces no entran", dijo Kelly.
 
El retorno de Bikkannavar no debía presentar problemas, no solo porque es un ciudadano nacido en Estados Unidos, también porque forma parte del programa de ‘Ingreso Global' el cual permite a las personas pre-aprobadas como ‘de bajo riesgo' entrar rápidamente por vías especiales en los aeropuertos y fronteras. El científico NASA no había visitado ninguno de los países de la prohibición de Trump y lleva más de 10 años trabajando en la NASA.
 
"No sé qué pensar sobre esto", dijo Bikkannavar a The Verge, "Me encontraron con la guardia baja con todo este asunto". Al llegar al aeropuerto de Houston en Texas, escanearon su pasaporte y luego lo hicieron pasar a una sala de espera junto con otras cinco personas que también eran controladas. Tras 40 minutos, un oficial fue a buscar a Sidd Bikkannavar parainterrogarlo. Le explicó que debían asegurarse que no portaba ningún objeto peligroso.
 
Le preguntaron de dónde venía, dónde vive y en qué trabaja, información que deberían manejar en el aeropuerto consideran que Bikkannavar está en el programa de Ingreso Global. Sidd preguntó al oficial por qué fue elegido, pero no recibió ninguna respuesta. A continuación, le entregaron a Bikkannavar un documento de ‘Inspección de dispositivos electrónicos" y le dijeron que tenían la autoridad para investigar su teléfono.
 
El científico NASA, no quería entregar su celular porque le fue asignado con propósitos laborales y técnicamente pertenece a la NASA, incluso mostró al oficial el código de barras del aparato, pero aún así le exigieron acceso al teléfono. "Cautelosamente le dije que no tenía permitido entregarlo, porque no quería que pareciera que yo no estaba cooperando", dijo Bikkannavar. "Le dije, realmente no estoy habilitado para entregar el código. Tengo que proteger el acceso. Pero él insistió con que tenían la autoridad para investigar".
 
Los viajeros no están obligados legalmente a desbloquear sus dispositivos, pero los agentes sí pueden detener por largos periodos de tiempo si no lo hacen, explicó Hassan Shibly, jefe ejecutivo del Consejo de Relaciones Islámico-Americanas. Pero a Bikkannavar no se le permitió partir hasta que entregó su código. El documento que se le entregó, enumeraba una serie de consecuencias que traería no entregar la información, lo que permitiría a la aduana y patrulla de control copiar los contenidos del aparato. "No quería explorar todas esas consecuencias. Decía detención e incautación", explica Sidd, quien finalmente entregó su contraseña.
 
Luego de 30 minutos, el oficial devolvió el teléfono a Bikkannavar, quien inmediatamente lo apagó y llevó a la NASA explicando lo sucedido. En la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio no estaban conformes con lo ocurrido, ya que sus empleados están obligados a proteger toda información ligada al trabajo. La NASA entregó un equipo nuevo a Sidd Bikkannavar.


opiniones0