200 mil evacuados por daños de una represa en California

La reserva de la represa de Oroville, 75 kilómetros al norte de Sacramento, estaba llena tras varias semanas de fuertes lluvias. El gobernador californiano dio orden de emergencia. Mirá las imágenes.

Casi 200.000 personas estaban siendo evacuadas este lunes ante daños en el desagüe auxiliar de una importante represa en el norte de California, Estados Unidos, que podrían provocar la fuga de grandes torrentes de agua.

Funcionarios dijeron que la amenaza se redujo por el momento debido a que bajó el nivel del embalse de la represa de Oroville, la más alta del país, situada 120 km al norte de San Francisco. Pero se seguía pidiendo a la población que se mantuviera alejada de la zona.

El embalse se había colmado tras varias semanas de fuertes precipitaciones.

El riesgo no proviene de la propia represa, sobre la que el departamento de Recursos Acuáticos de California dijo que no estaba en peligro de colapsar, sino de un desagüe de emergencia que canaliza el exceso de agua. Un enorme agujero se abrió en el desagüe principal de la represa la semana pasada, lo que el sábado obligó a las autoridades a activar por primera vez el desagüe de emergencia.

Pero el mismo empezó a erosionarse, amenazando con romperse y desviar el agua hacia las ciudades del valle aguas abajo, informaron medios estadounidenses.

Las autoridades liberaban 2.830 metros cúbicos de agua por segundo a través del desagüe principal, reduciendo el nivel del embalse el domingo, informó el diario Sacramento Bee, que cita al portavoz del departamento de Recursos Acuáticos, Doug Carlson.

Pese a que ya no hay riesgo inmediato, la orden de evacuación sigue vigente mientras las autoridades evalúan la solidez del desagüe principal, paralelo al auxiliar, que también se dañó debido al alto volumen de agua.

Durante la noche helicópteros colocaron rocas en las áreas erosionadas del desagüe de emergencia, según medios locales, antes de que se produzcan las lluvias que se pronostican para el miércoles y jueves y que pueden volver a colmar el embalse.

La Guardia Nacional de California dijo este lunes de mañana en Facebook que había alertado a sus 23.000 miembros que estuvieran listos para desplegarse.

Se mantienen las evacuaciones

"Ahora que no hay más agua escapándose del desagüe auxiliar, aunque esto estabilice la situación, quedan muchas incógnitas", dijo el sheriff del condado de Butte, Kory Honea, durante una conferencia de prensa el domingo.

"No estamos aún en condiciones de tomar decisiones para saber si es seguro autorizar el regreso de la población a la zona", añadió.

Cerca de 200.000 personas que viven en comunidades cercanas recibieron una orden de "evacuación inmediata" el domingo. La orden afectaba a las zonas más bajas de la ciudad de Oroville (de unos 20.000 habitantes) así como las situadas río abajo.

La oficina del sheriff del condado de Butte, donde está situada la represa, advirtió que una "situación peligrosa se desarrolla alrededor del desagüe auxiliar de la represa de Oroville".

"Un derrumbe de la estructura del desagüe auxiliar provocaría una salida incontrolada de agua desde el lago de Oroville", añadió.

Más al sur, en el condado de Yuba, también se emitió una orden de evacuación. "Si, se emitió una orden de evacuación", indicó la oficina de emergencias de Yuba en Facebook.

"Todo el condado de Yuba en la zona del valle. El desagüe auxiliar está a punto de fallar.... Solo tomen rutas hacia el este, sur u oeste. No viajen al norte rumbo a Oroville!!!!!"

Imágenes tomadas desde un helicóptero por la cadena KCRA mostraban el agua escapándose del desagüe auxiliar y metiéndose en una reserva secundaria, también llena, antes de dirigirse hacia el río Feather que atraviesa Oroville.

El gobernador de California, Jerry Brown, emitió una orden de emergencia para desplegar recursos a la zona afectada.

"He estado en estrecho contacto con el personal de emergencia que maneja la situación en Oroville (...). Está claro que las circunstancias son complejas y que cambian rápidamente", dijo Brown en un comunicado.

"El estado está dirigiendo a todo el personal y los recursos necesarios para manejar esta muy seria situación", agregó.



opiniones0