Se atrincheró en su casa para que su ex novio no la asesinara

Cintia vive en la localidad bonaerense de Pilar. Su ex pareja la acosa y la última vez que la cruzó en la calle le dio un ladrillazo en la cabeza. Ella teme por su vida y la de su hijo. "Me enviaba mensajes de voz en los que me decía me iba a mandar a matar", confesó la aterrada mujer.

“No puedo salir de mi casa, porque si lo hago voy a terminar mal”. La escalofriante confesión pertenece a una joven que padece el acoso y la violencia de su ex pareja, el cual reside a pocos metros de su vivienda, en la localidad bonaerense de Pilar. En las últimas horas, la mujer fue brutalmente golpeada por el sujeto con un objeto contundente y posteriormente intentó ingresar al domicilio de la víctima.

“Tuve un romance de tan sólo tres meses con un vecino, en enero del año pasado y cuando decidí terminar la relación, esta persona se obsesionó conmigo”, comenzó el relato de su calvario Cintia Quinteros, de 30 años.

La joven reside en el barrio Manzanares, de la localidad bonaerense de Pilar, frente a la vivienda de Matías Delgado, de 36 años, quien en principio “me enviaba mensajes de voz todo el tiempo, en los que me decía que me iba a mandar a matar”, señaló Quinteros. Luego, “comenzó a perseguirme en la calle, los detenía a mis hijos y les preguntaba qué estaba haciendo o me espiaba, subiéndose a los techos de mi casa”. Pero el acosador empezó a cristalizar en hechos sus amenazas, como en la madrugada del domingo 5 de marzo pasado cuando Cintia se dirigía a un centro de primeros auxilios por una hernia de disco.

En ese momento, ella fue cercada por las sobrinas de Delgado, quien también se encontraba en la escena, y ante su intento de escapar recibió un golpe certero en su cabeza, con un ladrillo. No obstante, en la noche del último viernes, los agresores acudieron al domicilio de Quinteros, quien se atrincheró en su hogar y empleando el botón antipánico logró que los violentos se alejaran. Sin embargo, ella tiene en claro que no permanecerán tranquilos hasta que “me vaya de mi casa, eso es lo que quieren, pero no tengo donde ir, no puedo dejar sin un techo a mi hijo de 9 años, que tiene cáncer, porque nadie hace nada y este tipo se me ríe en la cara”, remarcó la víctima.



opiniones0