La Selección Sub 20 superó 2-1 a Rusia y se consagró campeona en el torneo de L'Alcúdia

Martes 14 de Agosto del 2018

Tel:380-4490111 380-449277

La Selección Sub 20 superó 2-1 a Rusia y se consagró campeona en el torneo de L'Alcúdia

Los europeos abrieron el marcador a través de un cabezazo de Diveev, mientras que empató Facundo Colidio. Al minuto del segundo tiempo extra, el ingresado Marinelli puso el 2-1 y desató el festejo del conjunto que dirigen Lionel Scaloni y Pablo Aimar.
La Selección Argentina Sub 20 que dirige Lionel Scaloni se consagró campeona en el torneo de L'Alcúdia tras vencer 2-1 a Rusia en el alargue de la final del tradicional certamen que se disputó en Valencia, España.
 
Facundo Colidio (goleador del equipo con tres tantos, igual que Adolfo Gaich) y Alan Marinelli convirtieron los tantos que desataron el festejo de los pibes. Igor Diveev había abierto el marcador para los europeos.
 
Así, tras la decepción de la Selección Mayor en el Mundial, Lionel Scaloni y Pablo Aimar, hoy también directores técnicos interinos de la Albiceleste senior, aspiran a que el título en L'Alcúdia funcione como piedra basal para la refundación de las Selecciones Juveniles.
 
No resultó fácil el duelo decisivo. En el contexto de un inicio parejo y disputado, a los 11′, Rusia sacó ventaja a partir de una pelota parada que cabeceó con pericia Igor Diveev para ponerse 1-0. Sin embargo, Argentina se repuso rápidamente. Apenas 3′ después, a los 14, Gonzalo Maroni ejecutó un tiro libre con veneno, el arquerito Grigorian dio un rebote extraño y Facundo Colidio anotó el empate parcial.
 
El partido evidenció dos posturas bien marcadas: Argentina intentando acomodarse en el campo a partir del balón, haciéndolo correr sobre el césped sintético e intentando en las acciones individuales. Rusia, en tanto, apostó a ser más directo. Y con la pelota quieta como arma principal.
 
En la segunda parte, Argentina comenzó con la iniciativa en los botines. El conjunto de Lionel Scaloni se paró unos metros más adelante y los chicos empezaron a hacer pesar la gambeta, aunque a las finales les faltó final.
 
Tuvo la mejor chance de la etapa complementaria: a los 22′, Colidio, en función de enlace, asistió en cortada a Maroni, pero la definición cruzada se encontró con la resistencia de Grigorian. Pero el 1-1 no se logró romper en los 80′. El entrenador movió el banco de suplentes e hizo ingresar a Alan Marinelli y Francesco Lo Celso por Barreal y Moreno. Y Argentina y Rusia fueron al alargue.
 
Nunca dejó de buscar Argentina, jamás apostó a los penales. Así fue que al minuto del segundo tiempo extra, Almendra limpió la jugada hacia el lateral Mura, quien envió el centro al corazón del área. Allí apareció Alan Marinelli para convertir el 2-1 y desatar la locura de las promesas argentinas.
 
Sobre el final, Jerónimo Pourtau, la gran figura de la semifinal ante Uruguay, tapó una pelota imposible para erigirse como una de las piezas claves del título. A partir de allí, Argentina se sintió campeón.

DEJANOS TU COMETARIO


COMENTARIOS

telas