La Rioja, Martes 19 de Febrero del 2019

Tel:380-4490111 380-449277

Barcelona y Real Madrid empataron en Cataluña y definirán la final en el Santiago Bernabéu

Con un gol de Lucas Vázquez, el "Merengue" se había puesto en ventaja, pero Malcom igualó las acciones en el Camp Nou. Lionel Messi ingresó en el complemento. La revancha será el 27 de febrero. Fuente: Infobae.
La jornada en Cataluña amaneció con la preocupante situación de Lionel Messi. A pesar de estar entre los convocados, el astro argentino fue incluido en el banco de suplentes en el encuentro que el Barcelona disputó ante el Real Madrid en el Camp Nou, válido por la primera semifinal de la Copa del Rey.
 
Sin su máxima figura, el conjunto capitalino salió a territorio enemigo con la misión de lastimar al Blaugrana y una excelente maniobra de Karim Benzema le permitió a Lucas Vázquez abrir el marcador a los 6 minutos de iniciado el pleito.
 
La velocidad de Vinicius, la jerarquía de Toni Kroos y el notable planteo de Santiago Solari fueron los argumentos más sólidos para explicar la superioridad del Merengue. Además, las incursiones ofensivas de Jordi Alba, la soledad de Luis Suárez y las malas decisiones de Malcom no le representaban ningún peligro a Keylor Navas.
 
Un cabezazo de Iván Rakitic en el travesaño y una clara ocasión de Vinicius desperdiciada con un remate defectuoso fueron escenas que le impusieron vértigo al espectáculo. El cotejo de ida y vuelta no daba lugar a ningún pestañeo, mientras las combinaciones de Philippe Coutinho y Luis Suárez le daban un exigente trabajo al arquero de Costa Rica.
 
En el complemento el Culé reaccionó gracias a los gritos de Ernesto Valverde. Las incursiones ofensivas de Jordi Alba comenzaron a tener mayor profundidad y en una de sus innumerables escapadas volvió a exigir a Keylor Navas, quien logró desactivar el peligro del lateral, pero no la amenaza de Suárez. El uruguayo capturó el despeje del guardameta y estrelló el poste con un preciso disparo. Otro rebote que cayó en los pies de Malcom completó la escena con la igualdad ante la desorientada mirada de Sergio Ramos. Con el 1 a 1 y el deseo de revertir la historia, el entrenador envió a la cancha a Lionel Messi en lugar de Philippe Coutinho para que el mejor del mundo se haga cargo del ataque catalán.
 
 
En las instancias finales Gareth Bale derrochó una clara chance que pudo derivar en la victoria madridista. Por lo tanto, el boleto a la final de la Copa del Rey se dirimirá en el Santiago Bernabéu el 27 de febrero. El rival saldrá del cruce que animarán Betis y Valencia.

DEJANOS TU COMETARIO


COMENTARIOS

telas