La Rioja, Miércoles 19 de Junio del 2019

Tel:380-4490111 380-449277

El descargo en las redes de Natalia Barrionuevo tras su detención

“Vivimos en un país donde los que nos tienen que cuidar nos maltratan”, expuso la cantante a través de su cuenta de facebook, en un texto describiendo lo sucedido tras su detención esta madrugada en las afueras de un boliche. Barrionuevo, denunció que recibió golpes por parte de dos efectivas policiales y acompañó su relato con fotografías mostrando los moretones sufridos.
El descargo de la artista a través de las redes: “Vivimos en un país donde los que nos tienen que cuidar nos maltratan”. “Me toco a mí, anoche fui agredida por dos mujeres policías. Una me pego dos piñas en la cara estando yo esposada”. ¿Los motivos? “perdí la entrada para pasar a un boliche”. 
 
 “Supuse que con la pulsera vip era suficiente. Una señora de muy mal genio que estaba en la puerta impedía mi ingreso, yo intentaba explicarle que la perdí, que no la creí necesaria, no entendía y me contestaba de mala manera”. 
 
Y continuó,  “vino el jefe de policías Luis Nieto a decirme que me vaya, luego dos mujeres policías,  una la morocha es Roxana Romero, la otra aun no lo sé. Se arrimaron y vinieron directo al maltrato, obvio, si me hablas mal te hablo de la misma forma”, indicó.
 
“Me dijeron que ellas me iban a enseñar a respetar, me doblaron los brazos, me esposaron y me metieron a la camioneta. Les pedí que se identificarán, y ninguno, ni el jefe, ni el policía que lo acompañaba, ni ningunas de las dos oficiales se quisieron identificarse”. 
 
“Me agredieron verbalmente todo el camino, se reían a carcajadas diciéndome que ellas me iban a educar, una de ellas, la rubia, me pego una piña en la pera, luego la otra también en la cara. Todo esto paso ante la mirada del jefe de policías, que no hacía, ni decía nada, dándoles vía libre a su diversión del momento”.  Y agregó,  “me llevaron a la comisaria, me sacaron todo, me impidieron hacer una llamada, me mandaron descalza a la comisaria de la mujer, me decían que iban a hacerme un control de alcoholemia y que esa iba a ser la causa, pero no tuvieron en cuenta el detalle, yo andaba a pie, me acusaron de querer colarme al boliche, cuando la pulsera estaba en mi brazo”. 
 
“Yo sabía, presentía y siempre estuve segura de que después de lo que paso con mi chaya, que no quise pagar los 130 adicionales, esto en algún momento iba a pasar. Pasó y dejo moretones en mi cara y brazos que el médico de la policía no vio”, denunció Barrionuevo. 
 

DEJANOS TU COMETARIO


COMENTARIOS

GOB telas