La Rioja, Jueves 19 de Septiembre del 2019

Tel:380-4490111 380-449277

Estuvo 27 minutos muerta y al despertar escribió un mensaje revelador

Fue en Arizona, Estados Unidos. Al recobrar la consciencia, la mujer pidió una lapicera y una papel para comunicar lo que había visto.
¿A dónde vamos cuando morimos? Esa ya no es una inquietud en la mente de Tina Hines. La mujer, oriunda de Estados Unidos, sufrió un paro cardíaco que la llevó a estar clínicamente muerta durante 27 minutos. Para sorpresa de médicos y familiares, al volver en sí, contó que había estado en el cielo.
 
Todo comenzó cuando la mujer y su esposo, Brian, se preparaban para salir de excursión en Phoenix, Arizona. Momentos antes de partir, Hines se desplomó en el suelo producto de un paro cardíaco y debió ser traslada de urgencia a un centro médico cercano.
 
Durante el viaje y en el hospital, el corazón de la mujer se detuvo por completo en seis oportunidades, por lo que los paramédicos tuvieron que resucitara una y otra vez para poder salvare la vida. En total, estuvo clínicamente muerta durante 27 minutos.
 
Una vez estabilizada por los doctores, Hines recobró el conocimiento y, para sorpresa de todos, lo primero que pidió a sus familiares fue un cuaderno y una lapicera -ya que apenas podía hablar. "Es real", garabateó con dificultad sobre una de las hojas. Pero al preguntarle a qué se refería con esas palabras, ella sólo miró hacia arriba.
 
Posteriormente, la mujer pudo describir en mayor detalle qué fue lo que vio durante los minutos en los que su corazón dejó de latir. Al respecto, sostuvo: "Era una imagen muy nítida, de colores vibrantes".
 
Según dijo su familia al medio local AZ family, Hines afirmó haber distinguido la figura de Jesús parada frente a unas rejas negras, con una luz brillante que resplandecía a su alrededor.
 
A raíz del relato sobrenatural de Hines, su sobrina, Madie Johnson, decidió tatuarse en la muñeca aquel mensaje casi ininteligible que su tía había anotado con desesperación en el hospital. En su cuenta de Instagram, escribió: " Su historia es demasiado real para no compartirla. Me dio una mayor confianza en una fe que a menudo no se ve. Hizo tangible una esperanza eterna que no está muy lejos ".

DEJANOS TU COMENTARIO


COMENTARIOS

ERI telas